lunes, 28 de febrero de 2011

Cómo hacer frente la movilidad laboral, por Juan Carlos Parra Boggen

Muy agradecidos, por estar como todos los lunes de nuevo con ustedes.

Con especial agrado les saludamos, les deseamos una muy buena semana y le damos la más cordial bienvenida, en esta segunda oportunidad, a nuestro muy querido Juan Carlos Parra Boggen, quien el pasado año compartió con nosotros un interesante artículo sobre Empoderamiento, Asertividad y Liderazgo.

El tema de hoy,  Cómo hacer frente la movilidad laboral, nos pone en evidencia una nueva tendencia a que nos ha estado llevando un mundo globalizado, donde las distancias se acortan y si bien nos permiten estar conectados todo el tiempo, también podemos pagar un alto precio si no estamos conscientes que desconectarnos, para entrar en contacto con nuestras necesidades personales, es tan humano y necesario como estar al día... sin duda, la permanente búsqueda del balance entre el mundo fuera y las necesidades internas.

Sin más preámbulo, a continuación el artículo de hoy:


Cómo hacer frente la movilidad laboral.
Por Juan Carlos Parra Boggen

La actual coyuntura, marcada por una relativa bonanza económica, cuyo génesis se encuentra en los favorables precios de los comodities, presenta variados desafíos para el empresario y el mundo gerencial.

Los precios de los comodities, han desatado una veloz carrera por la inversión en proyectos productivos, lo que genera una voraz necesidad por mano de obra profesional y calificada, además de servicios y tecnología, haciendo de los headhunters, uno de los servicios mas requeridos.

En sistemas económicos, con distribución del ingreso tan desiguales como el nuestro, basados en la “cultura del chorreo”, este fenómeno ha propiciado una gran movilidad laboral, tanto de profesionales, técnicos y personal calificado, buscando mejores condiciones salariales, validando de alguna manera, al menos coyunturalmente, a quienes profesan dogmáticamente, que la mejora de las condiciones de vida, llega a través de la filosofía, de que el mercado todo lo soluciona.

Lo dramático de este fenómeno, es que parece no tener límites, generándose un constante y permanente conflicto entre las expectativas de los empleados y sus gerencias, las que abrumadas por esta condición solo aplican soluciones de parche, en una mecánica del “garrote y la zanahoria”, dando “palos de ciego”, sin poder ver la luz al final del túnel.

El mercado también nos presenta otro flagelo, el consumismo, que engendra vicios tan perniciosos como el sobreendeudamiento de las masas laborales, induciendo a un circulo vicioso de gasto versus remuneraciones.

El desafío presente se ha configurado, en como lograr estructurar en las empresas, planes de incentivo que equilibren, la adicción al dinero y al consumismo, presentando otros elementos atractivos a sus colaboradores, que aseguren políticas tendientes no solo a retener el talento sino que también a desarrollarlo e incrementarlo.

Lo anteriormente expuesto, de manera descarnada, motivado por hechos contundentemente reales y presentes, ha sido descifrado en tiempos pretéritos, por gurues del comportamiento organizacional, que establecieron diversas teorías sobre la jerarquía de la satisfacción de las necesidades de las personas.

Asimilando, en líneas generales alguna de estas hipótesis, podría dilucidar que la satisfacción de las personas, aun no ha despegado de los primeros escalones de jerarquización, como son las necesidades fisiológicas (alimentación, descanso) y las de seguridad (casa-habitación), cuya consecución podría relacionarse directamente con el poder adquisitivo o el acceso al dinero.

Pero motivado por la coyuntura en análisis, me atrevo a aseverar, que aplicando consecuentemente otras teorías, que indican que la jerarquización de las necesidades no es tal, sino que las personas se mueven constantemente, variando sus necesidades entre las fisiológicas, ya ejemplarizadas y las Sociales (pertenencia a un grupo, equipo, empresa,); Estima (éxito social) y Autorrealización (lo que nos gusta hacer), es necesario trabajar en estos ámbitos:

• Facilitando la comunicación efectiva, creando lazos de confianza, apertura al dialogo y fomentando la formulación de ideas.

• Centrar la acción de los líderes en el contacto directo y activo con sus colaboradores, prestando atención a sus necesidades y expectativas, usando la conversación como herramienta preponderante.

• Incentivando el desarrollo profesional, a través de la capacitación y el apoyo en la prosecución de estudios,

• Fomento de tareas desafiantes y que motiven al logro,

• Desarrollo de ambientes laborales que sean proclives al trabajo en equipo, la camaradería y el apoyo mutuo, creando lazos afectivos, más allá de una mera relación laboral.

• Estableciendo regimenes de justicia a través de adecuados planes de promoción y ascenso.

• Estructurar, gerencias o departamentos de RRHH, que sean capaces de leer el momento presente y contar con la debida capacidad de liderazgo e innovación.

En resumen, se debe trabajar en establecer lazos comunicacionales que permitan conocer la realidad de las expectativas de las personas, de tal manera de cambiar las estrategias de relación laboral, buscando aminorar las consecuencias de las reinvidicaciones económicas, por lo demás entendibles y legitimas, en el contexto de que forman parte de efectos causados por necesidades insatisfechas, en otros ámbitos de la vivencia humana.
Juan C. Parra Boggen

Para visitar el site de nuestro invitado haga click en el enlace >>Desarrollo Pymes<<<

La semana próxima publicaremos el día jueves debido al asueto de carnaval... y será nuestro amigo Sergio Sosa quien compartirá un tema sumamente interesante y son los equipos de trabajo en estos nuevos tiempos.

Nuestro afecto, respecto y consideración para todos ustedes

Hasta una próxima oprotunidad,

EnlazaDOs.


 

jueves, 24 de febrero de 2011

Estilos de Comportamiento II Parte.

Antes de pasar a tratar el tema de hoy, primero lo primero y eso es cumplir con las muy emotivas formalidades de un afectuoso saludo.

Les queremos comentar que nos encontramos muy contentos, complacidos y satisfechos, hemos incrementado las visitas a nuestro Blog y nos sentimos emocionados y cada vez más comprometidos a mantener la línea que hemos concebido para ustedes y que tanta aceptación ha tenido.

Ahora si, ya cumplido con los mandatos del afecto, vamos a continuar con el tema de los estilos de comportamiento.

Estilos de comportamiento II Parte.


Cada uno de ellos tiene una forma de operar, como adelantamos en la entrega anterior, esta forma diferente de operar es lo que hace que cada estilo marque en las personas una particular forma de realizar sus actividades.


Por lo que, identificar en cada uno de los miembros de su equipo sus estilos, le ayudará significativamente a gerenciar esfuerzos, acciones y motivaciones en la consecución de las metas.


Ahora bien, esa información es necesaria compartirla, pero evidentemente que antes debe medirla y para ello puede utilizar el instrumento Estilo Gerencial - LIFO que le permitirá: Identificar fuerzas y talentos del evaluado y la forma en que las aplica en sus tareas gerenciales. Muestra como la persona puede incrementar su efectividad personal mediante la administración y manejo de sus orientaciones vitales. Facilita el uso productivo de estos talentos y su aplicación para la integración de equipos de trabajo o proyectos, solución de problemas en equipo y la planeación y asignación de trabajo de acuerdo a las fuerzas y talentos de cada miembros.

Entre sus usos, se encuentra: Desarrollo de ejecutivos, Consejo gerencial, Asignación de trabajos según los estilos, Orientación profesional y desarrollo de carrera, Integración de equipos de trabajo, Manejo de problemas en equipo, Evaluación del potencial de los ejecutivos, Coordinación de equipos gerenciales y su impacto en el equipo de trabajo, ideal como herramienta de apoyo en procesos de calidad y productividad.

Con este instrumento usted:
  • Conocerá sus Estilos preferidos de gestión y sus Estilos menos utilizados y los de su Equipo de trabajo.
  • Conocerá sus Fuerzas y Debilidades en situaciones de rutina y bajo presión, y de las de su equipo, lo que le permitirá saber cómo manejarlas
  • Evaluará el estilo laboral de quienes va a incorporar a su equipo para saber si es compatible con su estilo.
Con esta valiosa información, cuyo servicio incluso puede contratar con empresas expertas en evaluación psicométrica en línea, usted aprenderá el arte de orquestar resultados, de armonizar diferencias logrando mezclas y entremezclas de estilos como preámbulo a la ejecución máxima.


A manera de resumen, hagamos una breve síntesis de esos estilos de comportamiento, para que mientras se anima a considerarlo, tenga información inicial que lo aproxime a este tipo de evaluaciones.




El arte de armonizar se centrará en:


1.- Analizar los estilos individuales de los miembros de su equipo.


2.- Influir en ellos de manera apropiada y de acuerdo al estilo personal de cada uno de ellos.


3.- Encontrar la motivación y el sentido adecuado para cada persona, reconocerlos y motivarlos.


¿Cómo es la manera de influir en los miembros de su equipo según su estilo?

1.- Para quien Da y Apoya, apele a su idealismo, y sentido de excelencia, cuando requiera la ayuda de una persona con este tipo de características. Muestre interés en lo que está haciendo y ofrézcale la oportunidad para que enriquezca su propio desarrollo.


2.- Para quien Toma y Controla, apele a su espíritu competitivo, déjele obrar con libertad, eso sí, ofrézcale las maneras de hacer las cosas y deje que le sorprenda con su habilidad para lograr resultados, pero antes que todo, déjele claro los objetivos, límites precisos y aclárele que comprenda lo que se espera de él. Esté abierto a sus ideas, generalmente cuentan con muy buena iniciativa, la cual agradecerá, si cuida lo que antes señalamos.


3.- Para quien Mantiene y Conserva: Considere en todo momento que es una persona metódica, le gusta el riesgo controlado, así que comuníquese con él de esta manera, es tan lógico y centrado en los hechos que lo hacen un gran analista en quien confiar este tipo de actividades. Vincule las actividades para que le resulten, a manera de continuación y no como esfuerzos no conexos, ya que esto le hará sentirse familiarizado y seguro y, disminuir la sensación de comenzar de nuevo lo cual le genera temor y predisposición. Usted debe mostrarse seguro, consistente y justo en su trato con él en particular. Reserve los cambios repentinos para otros miembros, para quien Mantiene y conserva, eso genera temor, rechazo a la idea y alta resistencia, así que haga que experimente la sensación que tanto él, como el proyecto, marchan de la mano.


4.- Para quien Adapta y Negocia, la parte social es muy importante, tanto, que gira en función de ello, cuentan con alta posibilidad de adaptación lo cual inclusive puede considerarse un talento. Sí, requieren de candilejas y luces enfocándolos, pero cuál es el problema si logra hacerse cargo de un aspecto que demanda no sólo energía, sino mucho arte y lo saben hacer estupendamente bien. Manténgalo en ese rol y haga que sus compañeros comprendan cuál es su papel, de manera, que el equipo no genere expectativas sobre su comportamiento, ya que nada podrá cumplir con mayor destreza que las relaciones sociales informales.


Todos queremos ser comprendidos y aceptados y le preguntamos


Con esta información que le estamos dando ¿usted cree que lo logre?


Reciban un afectuoso saludo, nuestros mejores deseos y les invitamos hasta el próximo lunes cuando estaremos conversando sobre un tema muy actual, que probablemente ya a muchos de ustedes les esté pasando, el trabajo a distancia y para desarrollarlo, tendremos un invitado muy especial que nos ha acompañado ya en otras oportunidades, pero no le diremos más,el lunes se enterarán.

lunes, 21 de febrero de 2011

Manteniendo su equipo en Armonía!!!

Suponer que todos los miembros de un equipo son iguales es un gran error y mucho menos espere que respondan a sus requerimientos de igual manera.

Como dicen las abuelas, usted tiene en sus manos diez dedos y ninguno de ellos son iguales entre sí, por más que los tenga en sus manos, igual pasa en este caso.

Los expertos en Educación e Inteligencia Emocional, hablan de la regla de 24 quilates, la cual reza de la siguiente manera: Trate a sus amigos como usted quiere que otros le tratasen, es decir, con cariño, con respeto y consideración y, por sobre todo, dispensándole no sólo un trato diferente, sino un trato personalizado y como se lo merece cada uno de los que hacen posible que la sinergia se evidencie.

Usted, como Líder de su equipo, es el encargado de orquestar con maestría para que los miembros se sepan sus partituras, encuentren el tempo, estén en buena sintonía, toquen al unísono, afinen instrumentos, aprendan a entonar, asuman los desafines y le pongan una nota de humor y disfrute a su hacer.

Esa orquestación implica, lograr la mejor ejecución de cada uno de sus miembros y por supuesto, la mayor destreza para lograr el mejor sonido.

Su tarea es y será, lograr la mejor combinación posible para alcanzar la ejecución máxima y para esto, usted necesita conocer lo diferentes estilos de cada miembro.

Según el modelo que estaremos compartiendo en este artículo y que culminaremos el día jueves, existen 4 patrones básicos, generalmente con una predominancia; los otros estilos, menos utilizados, estarán dispuestos a improvisar de manera adecuada en caso que la situación lo demande.

Si bien no se pueden calificar esos estilos como buenos, menos aún se puede decir que son malos, sencillamente son maneras individuales de comportarse y son así, aceptables y efectivas en derecho propio.

Una persona cuyo estilo es “Da y Apoya”, tiende a ser confiable, sensible, idealista y leal. Es, por naturaleza, un buen miembro de equipo.

Un ejecutante que “Toma y Controla”, es una persona abierta, probablemente algo agresiva y con objetivos claros. Esta persona es la que le dice a usted lo que debe hacer.

Un ejecutante que exhibe un comportamiento de “Mantiene y Conserva”, es aquel metódico, preciso, que analiza antes de actuar. A menudo, es muy reservado, tanto, que pudiera pasar por apático, desinteresado, sin embargo, realiza tareas predecibles y eficientes.

Una persona cuyo estilo es “Adapta y Negocia” es aquella que muestra entusiasmo, flexibilidad y sentido del tacto, aun cuando les guste el brillo y que los focos le alumbren, es una persona generadora de ideas y con gran necesidad de alentar y acompañar a los demás miembros cuando lo requieran.

¿Cómo suena tu empresa en este momento?

¿Suena así?


¿Qué podemos aprender de una orquesta?

¿Podemos aplicar algunas “técnicas” de la dirección de orquestas a la gestión de equipos de trabajo?

Algunas premisas:

• Si cada uno de los integrantes de la orquesta mejora el nivel de ejecución de su instrumento, la orquesta como un “todo” mejora su desempeño.

• Valorar el talento de cada integrante: cada quien se desempeña de la mejor manera en su propio instrumento o, para expresarlo de una forma más coloquial: “zapatero a su zapato”...en algún momento, puede que uno de los integrantes sepan tocar más un instrumento, pero siempre será un mejor intérprete en uno solo, de todos los instrumentos que pueda tocar.

• El director se apoya en las fortalezas de cada uno de los integrantes de la orquesta, con plena consciencia de las debilidades que cada uno de ellos presenta.

• La disciplina es importante: practicar, practicar y practicar hasta lograr “maestría” en la interpretación de la obra musical.

• El director siempre debe tomar en cuenta los liderazgos naturales de algunos de los integrantes de la orquesta...eso fortalece el desempeño de toda la orquesta, ya que aporta cohesión.

• El respeto es esencial: cada uno de los integrantes de la orquesta es un “maestro” en su instrumento...el director debe valorar ese aspecto ante cualquier circunstancia.

• El director como “coach”: una de sus funciones más importantes es ayudar a cada uno de los miembros de la orquesta a superar las dificultades que puedan presentarse en la ejecución de la obra musical.

• Una orquesta está compuesta de diferentes sub-equipos: secciones de instrumentos que interpretan diferentes partes de las obras musicales que les toca interpretar. Cada una de esas secciones tiene sus propios líderes

Aunque usted no sepa de Mozart, ni sea un amante de la música clásica, la habilidad para trabajar juntos como equipo es lo que hace a una filarmónica sobresalir o fallar, pero sabiendo, que juntos estamos creando algo más grande y más poderoso de lo que posiblemente podríamos hacer en solitario, fallar solo es una palabra tan ligera que a la menor brisa se la lleva el viento!!!

Con este artículo tocado a cuatro manos, no queda más que agradecer infinitamente la maestría de Sergio al aceptar nuevamente la invitación para componer, en creación conjunta, estas ejecuciones que hoy les estamos ofreciendo, como una buena opción musical si es que la analogía funciona....

Otra buena nueva, además de ya haber "conocido" a Luis Felipe, que entre chiles, rancheras y tacos, Dios le conserve en perfecto estado de salud, Sergio, nos estará acompañando en esta nueva etapa de EnlazaDOs, lo cual nos place y reconforta, poder compartir este maravilloso compromiso que nació para crecer y desarrollarse.

Que los resultados de la semana merezcan la orquestación de nuestro día a día y que la buena ejecución sea el premio del cual sentirnos orgulloso.

Hasta pronto!!!

lunes, 14 de febrero de 2011

¿Miembros y/o amigos?

Hoy no podemos, ni mucho menos queremos escaparnos de la fecha que celebramos, el día del Amor y la Amistad. Esta fecha representa gran simbolismo, contiene en sí misma muchas historias y cuenta con una inmensa carga emocional y EnlazaDOs va de la mano.

Con motivo del día del amor y la amistad, el día de ayer, les propuse a María Alejandra y Sergio, ¿Qué tal si escribimos un artículo a seis manos para publicar el día de mañana, es decir hoy,  en EnlazaDos, en el cual compartamos el significado de nuestra relación a la luz de ser miembros de un equipo de trabajo? y les propuse una frase a manera de inspiración, la cual extraje de un artículo sobre el tema de la amistad en los equipos de trabajo.

Comenzaremos con las líneas de Sergio, luego encontraran las de María Alejandra y termino yo y, a medida que vayan leyando se daran cuenta del por qué de esta decisión.

Damos inicio:

 Sergio: "...Hace ya un buen tiempo y gracias a la “magia” de Internet, tuve la oportunidad de “conocer” a Cristmar Mendoza...lo escribo así, “conocer” (entre comillas), porque fue una relación virtual que se prolongó por un rato bastante largo. Lo interesante de esta “relación” con Cristmar es que ambos sentimos como si nos hubiésemos conocido desde hace muchísimo tiempo y aprovecho estas líneas para agradecerle a ella por su acompañamiento en unas experiencias no tan agradables para mi pero que me ha tocado vivir en los dos últimos años.

Anoche, Cristmar me escribió un correo para plantearme la idea de escribir un artículo juntos y me envió la siguiente frase:

"...A lo largo del tiempo comprendí que hay una característica importante de los equipos de trabajo y es que terminan siendo formados por AMIGOS."

Yo me planteo unas preguntas para empezar:

Para llegar a ser un equipo de alto desempeño, ¿es imprescindible que haya una relación de profunda y verdadera amistad entre sus miembros?

¿O será que, por el contrario, sentir el compromiso de pertenecer a un equipo de alto desempeño sienta las bases para la construcción de una relación de profunda amistad con los otros miembros del equipo?

Yo creo que ambos planteamientos tienen validez: ciertamente, un ambiente de camaradería y compañerismo proporciona un excelente “caldo de cultivo” para que un grupo de personas se conviertan en un equipo de alto desempeño. Esto requiere que esa “camaradería y compañerismo” esté impregnada de un fuerte compromiso orientado tanto al logro de los objetivos de la organización así como a vivir un conjunto de valores compartidos por los miembros de ese equipo.

Por otra parte, también creo que a los seres humanos nos gustan los retos y saber que pertenecemos a un grupo de personas de quienes se espera que alcancen grandes logros sienta las bases para que establezcamos una relación de amistad con los otros miembros de esa agrupación. Gary Hamel lo resume en una frase: “Crea una causa, no un negocio.”

Sobre este tema del trabajo en equipo y la amistad hay muchas historias: desde equipos deportivos hasta corporaciones y pasando por diversas agrupaciones musicales en donde se puede corroborar que los éxitos alcanzados han sido, en buena medida, la unión de esfuerzos en torno a una misión y/o visión pero con una profunda amistad como “mecanismo” para aglutinar esos esfuerzos del equipo.

Estos dos temas (trabajo en equipo y amistad) dan para escribir más artículos y creo que ahora vamos a sentir un fuerte compromiso para continuar escribiendo sobre ellos para descifrar las claves del trabajo en equipo en las organizaciones"



 María Alejandra: Estimados amigos de EnlazaDOs...

En primer lugar me siento profundamente emocionada por escribirles después de estos meses, Cristmar nos invitó a Sergio y a mí a compartir este artículo con ella dado que somos cofundadores de este blog y entre nosotros existe una bonita amistad.

Para empezar, creo que Sergio tiene razón cuando plantea sus preguntas, ya que esa vinculación previa nos hizo crear este proyecto juntos y ciertamente en nuestro caso considero que surgió un huevo y luego una gallina, la cual es por cierto muy poco convencional, pues tiene la persistencia para cavar profundo de Crist, los ojos claros de Sergio que buscaban siempre horizontes más creativos y lejanos y como soy vanidosa, diré que mi sonrisa y un bonito plumaje...jejejeje

Más volviendo a lo que aquí nos atañe, lo que de verdad me provoca compartir hoy con ustedes es que los equipos de trabajo, desde mi experiencia, son el laboratorio con las variables perfectas para que se dé un espacio natural de amistad, ya que allí no hay discurso que valga, todas tus acciones hablan por ti, y al perseguir una meta, eres necesariamente una persona verdaderamente auténtica, pues salen tus valores, tu creatividad, tu luz y tu oscuridad y la ventaja es que a las otras personas les pasa lo mismo, es una comunidad desnuda y aprendes a aceptar realmente tus defectos y los del otro porque en conjunto son más fuertes, ya que son un equipo y hay complicidad en ustedes, es tan funcional que lo que alguien no ve, seguro que otro sí, lo que alguien no escuchó, otro en el tráfico le prestó atención a un programa en la radio, lo que alguien imaginó se complementa a perfección con lo que piensan sus compañeros, y cuando esto no es así pues investigan, conversan y buscan la mejor solución. ¿Qué mejor fórmula para convertirse en amigos?...

A partir de esto, sólo puedo decir que si hay respeto y compromiso profesional, en una relación de este tipo sólo hay ventajas, pues cuentas con alguien a quien conoces y que te conoce y que por si fuese poco está alineado en la consecución de metas contigo, le tienes confianza y puedes apoyarte en él.

Si este no fuese su caso, simplemente evalúe el factor actitud, hágase responsable de su cordialidad y simpatía, de su sonrisa y amabilidad pues difícilmente alguien pueda resistirse a estos encantos.

Feliz día de la amistad, de los equipos exitosos y el amor!!!!


Mientras les pedía a mis amigos María Alejandra y Sergio que hiciéramos este ejercicio, vinieron a mi mente muchos recuerdos, cercanos y lejanos y tal cual, como si proyectara una película frente a mí, fui haciendo un recorrido por cada uno de los grupos de los cuales formé parte y me ocurrieron dos cosas, una de ellas fue que de manera espontánea se dibujó una sonrisa en mi rostro y la otra fue experimentar una sensación de grata tibieza en mi pecho.

Relacionando con el tema que nos ocupa el día de hoy y que Sergio plantea de manera muy precisa en sus reflexiones, las cuales ya leyeron, me pregunto ¿cuánta importancia representan los afectos en mi desempeño como miembro de un equipo de trabajo? y la respuesta es mucho y no sólo mucho y ya, sino que son muy sumamente valiosos, tanto, que me atrevo a decir que son el potente combustible que me impulsa a lograr incluso hasta lo que en algún momento imaginé que sería muy cuesta arriba alcanzarlo.

El trabajar en equipo y con amigos, me ha enseñado muchas cosas, incluso hasta comprender que por muy lejos que se esté o que se tomen caminos diferentes, la amistad prevalece y si hay algo que potencia mi desempeño  cuando trabajo en equipo es el cuido de las relaciones y en especial de la amistad, como valor más importante y presente en mi Aquí y en mi ahora.

Como conclusión me apoyaré en una reflexión que expresa Luis Felipe en su artículo El sentido en los equipos de trabajo y que fue la frase que usamos a manera de musa:  “ A lo largo del tiempo comprendí que hay una característica importante de los equipos de trabajo y es que terminan siendo formados por Amigos, relación incondicional en la mayoría de los casos que se transforma en resultados de amplio espectro y donde el éxito está garantizado y no solo me refiero a la empresa, sino a la GENTE, ya que estas experiencias positivas dejan sentido para la vida…”

Sin duda alguna el trabajo en equipo es una experiencia que merece ser vivida!!!

Feliz Día del Amor y la Amistad!

Nota: el jueves publicamos el trabajo de Luis Felipe y conversamos sobre él






























martes, 8 de febrero de 2011

¿Cuáles son las claves en la educación de los hijos?

Hola, un gran gusto saludarles!

Ustedes diran que enloquecimos... suponemos mil preguntas en sus cabezas ¿qué hacen hablando de educar a los hijos cuando este blog va del trabajo con y en equipo?  ¿Cierto?

¿Saben?, recientemente ordenando el material que compartiremos en este primer trimestre, encontré esta entrevista que le hicieran a  Rosa García, CEO de Microsoft, consejera personal de Steve Ballmer, CEO de Microsoft a nivel mundial y cuando abrí el link, pensé que el tema giraba en torno a novedosas prácticas gerenciales, pues no, ¿qué creen? el tema era ¿Cuáles son las claves en la educación de los hijos?

A medida que leía, me recordaba cada vez más de un artículo que escribi para el blog de un amigo, con quien discutía sobre centrar la atención en la economía, como la pócima mágica que salvaría los males de cualquier país o poner la atención en los Valores como la necesidad imperiosa de hacernos una vida más vivible, amable y disfrutable.

Pienso que  pasamos, entre los consultores y los gerentes, en la búsqueda del top de lo más nuevo y en esa carrera, se nos olvida que no es la economía en su totalidad, sino que son los valores, que es la necesidad de crearnos espacios de sana convivencia lo que nos mueve en la vida para agregarnos, para unirnos, para agruparnos y por qué no, para convertirnos en equipos de trabajo, que cual perfecto engranaje, gire con gran armonía.

Más la realidad nos indica que ese punto medio implica ponerle no sólo ganas para mantenernos en él, sino que requiere del coherente ejercicio y  la demostración constante de  habilidades sociales que nos permitan convertirnos, en ese diente que engrane con el siguiente y que si llegase a generar fricción, tengamos la suficiente madurez para hacernos de un buen aceite que facilite su permanente girar.
  

Rosa García, hablaba en su entrevista sobre el amor incondicional a sus hijos y decía tal como sigue: "Mi madre me demostró que me quería infinito independientemente de quien fuera yo. Era su hija y eso bastaba. Yo soy mucho más crítica con mis hijos de lo que mi madre fue conmigo y eso me preocupa"

Reflexión: ¿Cuán sanamente críticos somos con nuestros compañeros en los equipos de trabajo y en la vida en general?

También comentaba de la importancia de generar el espacio suficiente para que los hijos cometan sus propias equivocaciones y aprendan y decía, " Mi madre me decía: “No se puede ser mamá gallina”. Los niños si quieren aprender a andar tienen que caerse muchas veces. Quiero que mis hijos se enfrenten al mundo, sabiendo que voy a estar en la retaguardia para que el golpe no sea demasiado duro"

Reflexión: Nos pasamos la vida diciendo errar es de humanos, pero en las empresas, ¿Cuál es el costo de equivocarse? Tal vez ¿el despido?

Además, puso sobre la mesa un tema poco tratado como lo es la ausencia total del victimismo y expresaba "A mi madre le encantaba la siguiente metáfora: “Si uno se cae a la piscina y no sabe nadar, lo que tiene que hacer para intentar salir es intentar ir lo más posible hacia abajo, poner el pie en el suelo y dar una patada para salir impulsado hacia arriba y sacar la cabeza”. No me dejaba quejarme, y yo trato de hacer lo mismo con mis hijos. Si me cuentan un problema, la actitud que tomo es preguntarles: ¿Qué vamos a hacer para solucionarlo?"

Reflexión: ¿será esta la cultura hacia la cual debemos mirar e ir abonando para que nuestros equipos sean espacios de resolución y logros y no de disolución y desacuerdos?

También hacía referencia a la importancia de generar  conciencia social, como un aspecto fundamental en nuestras vidas y aderezaba la entrevista con este comentario, "En casa de mis padres siempre se intentó que no hubiera nadie que pudiera sentirse mal. En ese sentido, llega la Navidad y cuando mis hijo abren los regalos les invito a pensar en todos aquellos niños que no tienen nada, ni siquiera una casa en donde dormir. Luego les pregunto ¿Qué vais a hacer por ellos? No que voy a hacer yo, vuestra madre, o que va a hacer papá, sino vosotros. Si no tienes dinero, coge tu mejor juguete y dáselo a otro niño que lo necesite”.

Reflexión: ¿Cuánto estamos dispuestos a perder, ceder o dar para ganar más?
recuerde, usted no está por encima del equipo, pero el equipo si lo está por encima de usted, ¿Esta usted dispuesto a sacrificar glorias personales y compartirlas con otros que sueñan el mismo sueño que usted?

Para finalizar, los valores, "El trabajo ético, imprescindible. Mi padre me decía que hay que trabajar mucho y honradamente. A mis hijos, cuando me enseñan los deberes les digo: ¿Es ese tu mejor trabajo, el que quieres enseñarle a tu profesora? Si no es tu mejor trabajo, échale un par de horas más y saca lo mejor de ti mismo.”

Reflexión: ¿Hasta cuándo será suficiente? respuesta: Hasta que usted considere que le entrega a su compañero el insumo que se merece, quiere y necesita, para exigir respeto y trato considerado, hay que darlo.

El riesgo de una mala educación es grande, ya que los hijos terminan haciendo lo mismo que nosotros y haciendo el necesario paralelismo y poniendo los roles en su santo lugar, surgen mil preguntas, entre ellas
 
¿En qué tipo de equipo de trabajo quiero estar?
 
¿De cual equipo quiero formar parte?
 
Porque ese espacio no sólo va a ser un espacio de trabajo, con horario particular, será una maravillosa oportunidad para reflexionar sobre ¿por qué andar solos cuando es posible invitar a otros para que vayan con usted?
 
No hay límites para extraer de cada palabra su esencia y su gran aplicabilidad en cada aspecto de la vida y el trabajo con y en equipo no es ajeno a esta realidad, los paralelismos resultan ejercicios de inmensa utilidad y nos permiten ampliar nuestro mapa del mundo, extrayendo de muchas realidades las más grandes verdades.
 
Un fuerte abrazo y seguimos en contacto, seguiremos leyéndonos, seguiremos acá.