miércoles, 2 de mayo de 2012

Dando es como se recibe, artículo completo

Muy buenos días... continuando con nuestro artículo y tweets titulados "Dando es como se recibe" compartimos con ustedes el tema completo.

Dando es como se recibe

Si quiere y está dispuesto a mejorar las relaciones interpersonales en su organización, esta nota es para Ud.

Antes de comenzar te pedimos que reflexione sobre lo siguiente:

1.- ¿Cómo es tu relación contigo mismo?
2.- ¿Cómo tratas a tus empleados?
3.- ¿Cómo te gustarían que otros los trataran?

De la manera que te relaciones contigo mismo, de esa misma forma te vinculas a otros.

Cuanto te respetes a ti mismo, así respetaras a otros.

Pero ¿Qué es y qué implica respetar?

La palabra respeto proviene del latín respectus y significa “atención” o “consideración”.

El respeto es el reconocimiento del valor propio y de los derechos de los individuos y de la sociedad.

Respetar implica reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades del prójimo.

Le preguntamos ¿Usted hace todo eso con el personal a su cargo?

Nuestra idea es sacar a flote esas formas que se dan de manera automática y cuestionarlas, porque si queremos resultados diferentes, tendremos que actuar diferente y una buena manera de comenzar es cuestionando lo que se hace todos los días en piloto automático.

Las relaciones ameritan de cuidado, de consideración y para ello, hay que estar atentos, prestos a lo que decimos y al cómo actuamos... si nuestra actitud refleja la posición que tenemos frente a la vida, la misma cuenta con muy buen espejo en nuestra forma de relacionarnos con quienes interactuamos a diario.

Para que ponga en blanco y negro esta situación, le facilitamos un sencillo cuadro que le puede ayudar, más como nos gustan los colores, se lo pintamos de alegre colorido!


 

Además, le pedimos algo, antes de comenzar a llenar el cuadro, tenga en mente que: "Toda conducta -todo comportamiento- (en algún nivel) tiene una intención positiva (o alguna vez la tuvo)". .



Esta presuposición extraída de la PNL nos ayuda a entender que nosotros tomamos las mejores opciones dadas nuestras posibilidades y capacidades que percibimos como disponible a partir de nuestro propio modelo del mundo.



Cualquier comportamiento dañino, perjudicial o malvado, es la mejor opción disponible para esa persona.



¿Para qué nos sirve esta premisa?



Para juzgar menos y actuar con mayor empatía, para ampliar nuestro abanico de alternativas, ubicarnos en las diferentes posiciones perceptivas y conocernos a nosotros mismos cada vez más.



Las tribulaciones de la vida van tiñendo nuestros comportamientos, haciéndonos personas con tratos ásperos, exigentes e insensibles y a veces esto ocurre sin siquiera darnos cuenta. Molestarnos por todo no es una excepción sino la norma y deja de ser una anormalidad, para convertirse en la normalidad de la vida. Se convierte en una forma de vivir.



Estos malos tratos hacia los demás, hace que nuestros allegados se alejen, que los vínculos pierdan fuerza y se toma distancia cada vez más lejano.



Ya la brillantez en la pericia técnica es insuficiente, vivimos tiempos de alta valoración de la adecuada combinación entre el conocimiento y las habilidades de interacción social.



¿Quieres mejorar tus relaciones sociales?



Sé más sensible y empático, sin necesidad de ser sensiblero.



Los tratos ásperos intimidan a la gente y marcan distancias que dañan la dignidad de las personas.



Una forma de fortalecer los lazos que unen las personas es aprovechando la diversidad.



¿Quieres que tus empelados cooperen?



Muéstrales lo que ellos ganan cuando se involucran y comprometen.



Los líderes que han calado hondo en la mente y corazones de sus colaboradores han sabido, exitosamente, apreciar la diversidad y aprovecharla para entenderse mejor con la gente.



¿Quieres empleados o quieres colaboradores?



Conviértelos....



Ayúdales a girar su mirada y corazón hacia donde quieres llegar...



Busca la manera que lo hagan suyo, tanto como lo es para ti, nadie lucha por un sueño que lo siente ajeno y lejano.



Fortalece las relaciones en tu empresa, haz de esos vínculos espacios de crecimiento y respeto, esto ayudará a proporcionar espacios laborales más gratos.



Recuerda que no sólo es transitar, que es sumamente importante saber a dónde quieres llegar.



Un placer, como siempre compartir con ustedes y mientras les regalamos un EnlazaDO abrazo, pronto nos volveremos a leer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario