martes, 4 de diciembre de 2012

Esa delgada línea llamada Respeto por Yadyra de Paz y Miño


ESA DELGADA LÍNEA LLAMADA RESPETO

Artículo para el portal: EnlazaDOS en Venezuela.

POR: YADYRA DE PAZ Y MIÑO

COACH DE MARCA PERSONAL

 

Hoy no voy a hablar de mi, tampoco voy a hablar de ti.  Hoy voy a hablar de una delgada línea invisible, impalpable e imaginaria que hay entre tu y yo y se llama: Respeto.
 

Recibo una llamada a las 10:30 de la noche, la persona que me habla está enfadada, reclama molesta algo que le parece un atrevimiento; en principio no logro comprender bien lo que dice, estaba por quedarme dormida y esta llamada me inquieta, podría responder en su mismo tono, hacerlo callar o tal vez simplemente cerrar el teléfono y volver a conciliar mi sueño, pero no; decido escucharlo atentamente, dejar que sus argumentos cumplan la función que provocó la llamada, ponerme en su lugar y comprender su molestia, trato de poner atención a lo que me dice; me ha tomado de buen lado o tal vez estaba medio dormida… Cuando termina de argüir se da cuenta que no he replicado, entonces intenta meterme en su angustia buscando frases involucradoras  ¿te das cuenta?, ¿me entiendes ahora?, ¡¿te exijo que hagas algo?!; es el momento de exponer mi punto, me ha dado el espacio para hacerlo…

 

Este ejemplo tan común pone en evidencia que tan pronto alguien cruza esa delgada línea que divide “tus derechos de los míos”, nos sentimos invadidos, afectados, ofendidos y reclamamos con todo nuestro derecho, abierta y agresivamente pensando sólo de manera unilateral.  Sucede en todo nivel, desde una discusión en pareja, un enfado en la oficina, hasta una disputa de poderes de Estado con declaraciones de guerra; somos seres emocionales, las emociones ciegan nuestro entendimiento. 

Si yo hubiese actuado igual, estoy segura que el problema se elevaba a otros términos y, en mi condición de coach debo manejar el auto control y el entendimiento, cualidades que no siempre se presentan en un individuo.  Si ha buscado mi intervención es un punto a favor, significa que busca solución intermediadora a algo que no puede resolver por sí mismo, así que voy a los hechos reales, desconecto las emociones intermedias, acepto lo que es tangible y busco solución que involucre acciones concretas:


En cada escenario cabe analizar: ¿Hasta dónde se extienden MIS derechos en esto que está sucediendo y desde dónde comienzan los TUYOS? Si de plano no los conocemos, el simple hecho de cruzar esa línea nos ubicará de una manera no muy agradable de nuevo en nuestro cuadrante y si los conocemos y los ignoramos, la situación se agravará con consecuencias desastrosas,  ¿era eso lo que buscábamos?


Pretender ganar Respeto sin aplicar la tolerancia y aceptación de los derechos de los demás es conseguir exactamente lo opuesto; hay quien piensa que impone respeto agrediendo a los demás, alzando el tono de voz, o que el respeto está en el poder económico o en el tamaño del cargo empresarial o de gobierno; nada más lejano que eso.  


El desafío está en encontrar en cada momento y en cada persona, esa delgada línea que nos divide, conocerla, aceptarla, respetarla y de paso aplicar el entendimiento y la tolerancia; reconocer que si tu tienes derechos, yo también los tengo; que tu momento no es el mismo mío; que tus circunstancias no son iguales a las mías; que tenemos puntos de vista divergentes; que tú y yo somos seres distintos y por lo tanto valiosos; que si yo puedo controlar mis palabras y mis acciones, también lo puedes hacer tú; y en honor al respeto que nos merecemos mutuamente, incluso es posible que en este intercambio, aprendamos algo nuevo y nos dignifiquemos  los dos. 
 

Vamos: trabajemos por solidificar el Respeto, comenzando por uno mismo.
 
 

Un abrazo

 
 Lic. Yadyra de Paz y Miño
Coach de Marca Personal


Tw: @yadyra

fan page: VIDA NARANJA

Linked In: Yadyra Yánez de Paz y Miño

No hay comentarios:

Publicar un comentario