jueves, 16 de septiembre de 2010

Poniendo la pluma en el mejor tintero.

Reciban un afectuoso saludo y nuestro agradecimiento por darnos la oportunidad de estar con ustedes semana a semana.

Hoy le pondremos un dirección a nuestro artículo, trabajaremos de adentro hacia afuera.

Para ello, consideraremos lo que nos plantea John C. Maxwell sobre sus leyes, en especial la ley del cuadro completo.

Ahora les pedimos que hagamos un ejercicio mental, ¿se animan? A medida que vayamos leyendo, les invitamos a que nos pongamos tanto en el papel del líder de un equipo, así como de miembro, sin calificativos, sólo líder, sólo miembro, ¿va?

Empecemos con esta idea en mente:

“La meta es más importante que la participación individual”

¿Cuántas veces hemos perdido el cuadro completo o no lo hemos visualizado, porque nuestro interés particular está por encima de la meta del equipo?

Hágase esta pregunta, manténgala en mente y proyecte una escena tal como si fuese una película -si gusta puede cerrar sus ojos- deje que venga a su mente alguna escena, donde usted esté relacionándose con su equipo de trabajo y si es miembro esta vez haga de líder y viceversa. Escúchese, obsérvese...

¿Cómo se siente?

A medida que sus co-miembros interactúan entre sí:

¿En qué piensa?

¿Qué sensación está experimentando?

¿Cómo se siente?

Ahora le pedimos que se aleje un poco y adopte el otro rol,

¿Qué experimentamos desde esta otra posición?

¿Qué nuevos pensamientos afloran, que desde el otro rol, no surgieron?

Sálgase de escena y observe cómo se desenvuelve el equipo sin usted…y ahora le preguntamos

¿Cuánto aporta usted al equipo, tanto desde la tarea, como desde la emoción, a que las metas sean alcanzadas?

¿Cuál es ésa área que le cuesta negociar?

Ahora haga contacto con sus extremidades, vaya moviéndose poco a poco y cuando esté listo, lentamente, abra sus ojos, si es que requirió cerrarlos mientras hacía el ejercicio.

Los equipos de trabajo son espacios de interacción que facilita beneficios mutuos al compartir metas, los equipos son los espacios perfectos para darnos cuenta que “Ninguno de nosotros es tan listo como todos nosotros juntos”, Ken Blanchard

¿Cómo se hace para dejar de ser una individualidad y convertirse en un equipo que actúa con la Ley del cuadro completo?

1.- El equipo debe tener una meta: Si no sabe hacia donde se dirige va a ir a parar a cualquier parte. Los miembros de un equipo darán lo mejor, si y siempre si, pueden ver hacia donde se dirigen con el trabajo que ejecutan.

2.- Mida, Mida y mida y s i no lo sabe hacer aprenda: esto le permitirá saber cuánto falta todavía para alcanzar la meta.

3.- Organice los recursos que necesita: Sólo podremos apuntar alto si tenemos suficientes municiones. Mientras mejores sean los recursos menores serán las distracciones en su intento por alcanzar la meta.

4.- Reúna los integrantes correcto: Si no cuenta con los integrantes correctos no va a llegar a ninguna parte. Usted puede ganar con buenos jugadores, pero no podrá ganar con malos.

5.- Renuncie a las agendas personales: “Ningún miembro es más importante que el resto de nosotros”, Ray Kroc.

6.- Suba a un nivel superior: Fererido Nietzsche dijo: “Muchos están listos para seguir su propio camino, pocos en ir tras la meta”

Para cerrar, dejamos una frase que ayuda enormemente a los líderes y miembros de equipo a que sean más efectivos:

“Si un equipo va a desarrollar todo su potencial, se requiere que cada jugador esté dispuesto a subordinar sus metas personales al interés del equipo” Bud Wilinson y nosotros le agregamos, que cada miembro tiene una función y un aporte que contribuyen al cuadro completo… Averígüelo en su equipo de trabajo y arme su propia fórmula.


Esperando que la publicación resulte de su agrado, nos despedimos hasta otra oportunidad...

Reciban todos y cada uno de ustedes nuestro sincero cariño,

Equipo EnlazaDOs...

Nota: En el mes de octubre seguiremos con el reto... les estaremos informando...

1 comentario:

  1. realmente me parece interesante el ejercicio es muy bueno siempre en mis innovaciones he reflejado que el liderazgo en un equipo no es de uno solo por eso se le llama equipo, allí, todos deben ser lideres, que se respeten y procesen toda la información que se requiere para lograr la meta; es decir, debemos escucharnos y analizarnos todos por igual y así se logra el objetivo que no es otro sino la meta fijada...Rafael Escobar..

    ResponderEliminar