lunes, 24 de mayo de 2010

Las Actitudes ¿Influyen en los resultados del equipo?

Actitudes que influyen en los resultados.

Las empresas demandan colaboradores con grandes talentos y buenas actitudes.

Si algo contribuye enormemente a potenciar nuestra Marca Personal es una Buena Actitud.

Si bien la marca personal, es un proceso a través del cual tanto las personas, como sus carreras son reconocidas como una marca, antes de ser reconocidos, tenemos que necesariamente conocernos y eso será un muy buen primer paso que nos ayudará a identificar cuál es nuestra ACTITUD ante la vida.

Nuestras actitudes dan como resultado la forma como respondemos ante nuestras relaciones interpersonales y situaciones; ésta actitud en muchas ocasiones, está teñida de predisposición y nos hace responder de manera específica. Conocernos más nos permite predecir en algún porcentaje nuestro comportamiento en todos los aspectos de nuestra vida, más en ocasiones, existirán situaciones extremas cuyos comportamientos se saldrán de lo esperado y predecible.

Pregúntese a usted mismo:

¿Cuál es su actitud ante el trabajo en equipo?

¿Cuál es su actitud hacia su empresa y compañeros de trabajo?

En ocasiones, podemos observar cantidad de personas aspirando a un cargo con un estupendo resumen curricular y no son seleccionados.

Cuando profundizamos en esos elementos que restan potencia a las aspiraciones, nos damos cuenta, que si evitamos "Evadir" encontraremos muchas razones y, que si hacemos un análisis bien honesto con nosotros mismos, el resultado apuntará en buen porcentaje hacia la necesidad de revisar nuestra ACTITUD.

Igual pasa con los equipos de trabajo.

Hay equipos altamente TALENTOsos, sumamente APTOs y con pésimas ACTITUDes.

El potencial del equipo tiene una relación directamente proporcional a las actitudes de sus miembros.

Si analizamos las actitudes de los miembros de un equipo, podemos llegar a pensar en lo siguiente:

Los equipos ameritan de personas no sólo con grandes experiencias, caminos recorridos y maravillosos talentos, requieren como requisito sine qua non, de miembros que tenga buena Actitud hacia el trabajo en equipo.

Nada motiva más que lo bueno, pero no todo lo bueno se puede contagiar, por ejemplo
¿Cómo hacemos para contagiar experiencia? difícil ¿verdad?

Ahora bien, la ACTITUD es altamente contagiable... es el mejor virus que puede propagarse en su empresa, en su equipo, en sus familias...

OJO!!! No lo detenga... no lo evite...

Eso sí, encáucelo, traduzca esa energía almacenada en RESULTADOS...

Las Buenas Actitudes inspiran, por tanto reconózcalas, hágalas visibles

¿Cómo?

Actualmente existen infinitos recursos para lograrlo, promueva un concurso entre sus colaboradores, para que en el seno de los equipos de trabajo creen videos que muestren la actitud que se siente, respira y exhibe su empresa.

Lo que si le pedimos es que aprenda a vacunarse contra las malas actitudes, porque estas tienen pies ligeros.

¿Cómo lo hace?

Antes que todo muestre congruencia y a usted LIDER, le tocará dar el ejemplo y si impregna su marca personal con transparencia y autenticidad, la buena actitud será altamente contagiante y, promoverá en sus colaboradores y entregará al entorno, RESULTADOS maravillosos. El líder es un creador de Visiones y con su ejemplo contagia a los miembros

¿Cómo guiar para convertir sueños en realidades, si no muestra congruencia a los demás con sus pensamientos, sentimientos y actos?

Nuestro mundo interior exhibe al exterior quienes somos, la actitud de los empleados y de su plana gerencial, dice de manera bastante precisa cómo es la empresa...

Por tanto, si quiere una empresa con ACTITUD CINCO ESTRELLAS:

- Admita que se equivoca cuando pase: es probable que piense que esto le hará perder poder, pues esa es su creencia, por el contrario, nosotros creemos firmemente y podríamos llegar a asegurar, que un discurso congruente, sin cortapisas, le exhibirá ante los demás como la persona con la mejor ACTITUD a quien seguir.

- Promueva el perdón en su corazón: la incapacidad para perdonar nutre malas actitudes.

- Celebre los logros tanto propios como ajenos y disfrútelos: reconozca cuando alguien hace algo bien, apláudalo!!! Aunque no lo perciba de manera directa, esos resultados le benefician a usted por mucha distancia que exista en la naturaleza de las áreas de desempeño, porque la empresa es UNA SOLA.

- Asuma glorias y errores en conjunto y haga de esos análisis el punto de partida para potenciar aún más la Actitud de su equipo.

- Respete los créditos, eso ayudará a que las ideas sean diseminadas y asumidas como propias por todo el equipo, si esto no es así, el propietario de la idea hará lo que tenga que hacer por ser reconocido y eso nos conducirá inevitablemente a volver caer en el circulo vicioso de la pésima actitud y del individualismo egoista.

- Cree un detector de mala actitud y atiéndalo, no porque lo ignore va a desaparecer, por el contrario, ignorarlo será el mejor terreno que el conflicto tenga para producir pésimos resultados. El conflicto es como el agua: Demasiada agua causa daño a la vida y a las cosas. Demasiada poca da lugar a un paisaje seco, desértico, sin vida, ni color. Si necesitamos el agua para vivir, también necesitamos el nivel apropiado de conflicto para prosperar y crecer.

Nuestras actitudes influyen en todo lo que hacemos, determina la forma cómo nos relacionamos y potencia resultados, por tanto, preste atención a las Actitudes en su equipo de trabajo y con ello llevará el conflicto a un nivel adecuado que logrará un equilibrio entre las fuerzas opositoras e intereses enfrentados y estará abonando el terreno para fortalecer la Buena Actitud hacia el trabajo en Equipo.

Para cerrar le dejamos este hermoso video que muestra de Actitud y trabajo en equipo, mucho más que mil palabras




Reciban un afectuoso saludo y la seguridad de nuestro sincero respeto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario