lunes, 21 de febrero de 2011

Manteniendo su equipo en Armonía!!!

Suponer que todos los miembros de un equipo son iguales es un gran error y mucho menos espere que respondan a sus requerimientos de igual manera.

Como dicen las abuelas, usted tiene en sus manos diez dedos y ninguno de ellos son iguales entre sí, por más que los tenga en sus manos, igual pasa en este caso.

Los expertos en Educación e Inteligencia Emocional, hablan de la regla de 24 quilates, la cual reza de la siguiente manera: Trate a sus amigos como usted quiere que otros le tratasen, es decir, con cariño, con respeto y consideración y, por sobre todo, dispensándole no sólo un trato diferente, sino un trato personalizado y como se lo merece cada uno de los que hacen posible que la sinergia se evidencie.

Usted, como Líder de su equipo, es el encargado de orquestar con maestría para que los miembros se sepan sus partituras, encuentren el tempo, estén en buena sintonía, toquen al unísono, afinen instrumentos, aprendan a entonar, asuman los desafines y le pongan una nota de humor y disfrute a su hacer.

Esa orquestación implica, lograr la mejor ejecución de cada uno de sus miembros y por supuesto, la mayor destreza para lograr el mejor sonido.

Su tarea es y será, lograr la mejor combinación posible para alcanzar la ejecución máxima y para esto, usted necesita conocer lo diferentes estilos de cada miembro.

Según el modelo que estaremos compartiendo en este artículo y que culminaremos el día jueves, existen 4 patrones básicos, generalmente con una predominancia; los otros estilos, menos utilizados, estarán dispuestos a improvisar de manera adecuada en caso que la situación lo demande.

Si bien no se pueden calificar esos estilos como buenos, menos aún se puede decir que son malos, sencillamente son maneras individuales de comportarse y son así, aceptables y efectivas en derecho propio.

Una persona cuyo estilo es “Da y Apoya”, tiende a ser confiable, sensible, idealista y leal. Es, por naturaleza, un buen miembro de equipo.

Un ejecutante que “Toma y Controla”, es una persona abierta, probablemente algo agresiva y con objetivos claros. Esta persona es la que le dice a usted lo que debe hacer.

Un ejecutante que exhibe un comportamiento de “Mantiene y Conserva”, es aquel metódico, preciso, que analiza antes de actuar. A menudo, es muy reservado, tanto, que pudiera pasar por apático, desinteresado, sin embargo, realiza tareas predecibles y eficientes.

Una persona cuyo estilo es “Adapta y Negocia” es aquella que muestra entusiasmo, flexibilidad y sentido del tacto, aun cuando les guste el brillo y que los focos le alumbren, es una persona generadora de ideas y con gran necesidad de alentar y acompañar a los demás miembros cuando lo requieran.

¿Cómo suena tu empresa en este momento?

¿Suena así?


¿Qué podemos aprender de una orquesta?

¿Podemos aplicar algunas “técnicas” de la dirección de orquestas a la gestión de equipos de trabajo?

Algunas premisas:

• Si cada uno de los integrantes de la orquesta mejora el nivel de ejecución de su instrumento, la orquesta como un “todo” mejora su desempeño.

• Valorar el talento de cada integrante: cada quien se desempeña de la mejor manera en su propio instrumento o, para expresarlo de una forma más coloquial: “zapatero a su zapato”...en algún momento, puede que uno de los integrantes sepan tocar más un instrumento, pero siempre será un mejor intérprete en uno solo, de todos los instrumentos que pueda tocar.

• El director se apoya en las fortalezas de cada uno de los integrantes de la orquesta, con plena consciencia de las debilidades que cada uno de ellos presenta.

• La disciplina es importante: practicar, practicar y practicar hasta lograr “maestría” en la interpretación de la obra musical.

• El director siempre debe tomar en cuenta los liderazgos naturales de algunos de los integrantes de la orquesta...eso fortalece el desempeño de toda la orquesta, ya que aporta cohesión.

• El respeto es esencial: cada uno de los integrantes de la orquesta es un “maestro” en su instrumento...el director debe valorar ese aspecto ante cualquier circunstancia.

• El director como “coach”: una de sus funciones más importantes es ayudar a cada uno de los miembros de la orquesta a superar las dificultades que puedan presentarse en la ejecución de la obra musical.

• Una orquesta está compuesta de diferentes sub-equipos: secciones de instrumentos que interpretan diferentes partes de las obras musicales que les toca interpretar. Cada una de esas secciones tiene sus propios líderes

Aunque usted no sepa de Mozart, ni sea un amante de la música clásica, la habilidad para trabajar juntos como equipo es lo que hace a una filarmónica sobresalir o fallar, pero sabiendo, que juntos estamos creando algo más grande y más poderoso de lo que posiblemente podríamos hacer en solitario, fallar solo es una palabra tan ligera que a la menor brisa se la lleva el viento!!!

Con este artículo tocado a cuatro manos, no queda más que agradecer infinitamente la maestría de Sergio al aceptar nuevamente la invitación para componer, en creación conjunta, estas ejecuciones que hoy les estamos ofreciendo, como una buena opción musical si es que la analogía funciona....

Otra buena nueva, además de ya haber "conocido" a Luis Felipe, que entre chiles, rancheras y tacos, Dios le conserve en perfecto estado de salud, Sergio, nos estará acompañando en esta nueva etapa de EnlazaDOs, lo cual nos place y reconforta, poder compartir este maravilloso compromiso que nació para crecer y desarrollarse.

Que los resultados de la semana merezcan la orquestación de nuestro día a día y que la buena ejecución sea el premio del cual sentirnos orgulloso.

Hasta pronto!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario