miércoles, 2 de septiembre de 2009

...El Mito del Agrupamiento

Si se agrupa a un conjunto de personas en una estructura de equipo, tenderán a funcionar como un equipo

Este mito se sustenta en la idea de que la interacción debe ser “la esencia de la grupalidad” y es la característica básica que permite distinguir a los auténticos equipos de los grupos de trabajo como simples agrupamientos de personas o de los “grupos sociales” como categorías de personas semejantes o de las unidades de trabajo. Si la interacción es beneficiosa para los equipos porque genera un conocimiento más profundo y una mayor confianza entre los integrantes que facilita el apoyo mutuo y la crítica constructiva con grandes repercusiones en su nivel de desempeño y grado de satisfacción; agrupando a las personas en una estructura de equipo, tenderán a funcionar como un equipo interactivo y la empresa recogerá sus éxitos.

Este planteamiento cae en el error de creer que el trabajo en equipo y la colaboración en los equipos ocurre en forma automática por el simple hecho de reunir a las personas que trabajan juntas. Aunque la agrupación de las personas puede facilitar dicha interacción, no es garantía suficiente para la constitución de un auténtico equipo interactivo y mucho menos de su eficacia.

Algunas fantasías que pueden recrearse y fortalecer el mito del agrupamiento son:

a) La “reunionitis”:

Consiste en poner a trabajar al equipo todo el día reunido, uno al lado de otro, codo a codo, en el mismo espacio; de modo que el contacto entre las personas fuera directo y constante. Con el fin de facilitar la interacción y la comunicación y en el empeño de las empresas por beneficiarse del potencial de los auténticos equipos, son frecuentes las estrategias tendentes, bien a derribar aquellas barreras físicas en el lugar de trabajo que obstaculizan la interacción, o bien a crear espacios más pequeños cuando el excesivo tamaño de la unidad impide igualmente la interacción.
Sin embargo, la proximidad física no garantiza la interacción si no se contempla además la dimensión personal y psicológica del fenómeno –la compatibilidad entre las personas, sus habilidades interpersonales, sus actitudes para el trabajo en equipo, etc.- y la dimensión tecnológica –que la tarea sea viable de ser asignada a un grupo para su realización. La constitución de un auténtico equipo interactivo se hace prácticamente imposible cuando no existe interdependencia o correlación entre las tareas que requiera de la interactividad de las personas, corriendo así el riesgo de llamar equipo a un grupo de personas que realizan juntas tareas individuales, en un espacio que no necesariamente puede resultar cómodo.

b) El “Aprendizaje de Aventura”:

Este concepto se refiere a la técnica de formación que se desarrolla en un lugar alejado del trabajo y de las presiones y preocupaciones de la vida cotidiana, donde las actividades de formación se combinan con ejercicios de dinámicas de grupos. Se trata en definitiva de generar experiencias grupales que ofrezcan a los participantes la oportunidad de interactuar entre sí y superar el miedo y la desconfianza frente a los otros, de estudiar su propia conducta grupal y mejorar la actitud personal para trabajar en equipo, de aprender cómo trabajan los grupos y qué es lo que los hace funcionar.
Pensar que este tipo de actividades mejorarán los equipos y aseguran su eficacia es una idea errada. Los equipos no fracasan porque la gente tenga miedos o sean incapaces de “confiar”. Los equipos fracasan porque sus miembros están confusos respecto a los roles que deben cumplir. Ignorar el peso de la organización y de los insumos que debe importar el grupo del entorno para lograr su meta es una gran equivocación, pues no se puede partir de la premisa que sólo las personas, sus miedos y la falta de confianza pueden ser los responsables de que el equipo fracase, hay que tomar en cuenta otras variables como tecnología, toma de decisiones, sistema de recompensas y estructuras organizativas. Para el éxito se necesita una cultura organizacional que realmente esté comprometida con el trabajo en equipo y que lo respalde.



¡Hasta mañana!

…. con el Mito 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario