jueves, 25 de noviembre de 2010

R+ II Parte

Las relaciones más recordadas y más valoradas son aquellas en las cuales hemos logrado vincularnos desde la posibilidad de crecer y desarrollarnos, justamente aquellas en las cuales hemos establecido vínculos de ayuda.

No menos cierto, además, es que son una completa sorpresa que puede estar muy filtradas por el tamiz de las experiencias anteriores -por los inconvenientes prejuicios- y por lo que Moreno Jacob Levy -padre del Psicodrama- denominó el Telé, entre otros factores.

Para Moreno, el Telé es el factor a través del cual se acepta o rechaza lo que el otro ofrece o bien se reacciona con indiferencia.

Estas tres actitudes, aceptación-rechazo-indiferencia pueden estar motivadas empáticamente o transferencialmente.

Sin son empáticamente estamos delante de una manifestación Tele-psicológica donde se está captando realmente las cualidades del otro.

Si son transferencialmente entonces estamos delante de una manifestación Tele-patológica y de una proyección de deseos y fantasías inconscientes sobre el otro, no motivadas por la captación real del otro, sino por figuras del pasado que se depositan en el interlocutor.

Cuando nos relacionamos, entra mucho en juego, mucho más de lo que conscientemente pudiéramos considerar.

Pareciera que no es tan sencillo, ¿Cierto?

Sigamos con el tema.

Hagamos otro ejercicio, le vamos a pedir que traiga a su mente una reunión con su equipo de trabajo, de la cual usted haya salido con una sonrisa pintada en su rostro, que denote satisfacción por el resultado obtenido.

¿La recuerda?

¿Qué ocurrió en esa reunión?

¿Cómo se sintió? Expréselo en palabras sencillas dando cauce abierto a sus sentimientos.

Si le pedimos que complete esta frase a partir del ejercicio ¿cómo la terminaría?:

Cuando trabajo en equipo, soy más productivo si __________________________________________

Algunos estudios confirman que las personas más felices son aquellas que han logrado establecer sistemas de relaciones más productivas y beneficiosas.

La forma como establecemos nexos con los demás, dirá mucho de nosotros y nos dará información tanto de nosotros mismos, como de nuestros relacionados.

Las relaciones son como esas señales de tránsito que indican doble vía, una al lado de la otra, que dan la sensación de acompañar, más no de traslapar y esto pone en evidencia que ese intercambio implica recibir para dar y dar para recibir.

Las relaciones son asunto de dos o más, en el Libro Educar con Inteligencia Emocional de Maurice Elias, Steven Tobias y Brian Friendlander con prólogo del Dr. Daniel Goleman, habla de la regla de oro de 14 quilates “Trate a los demás como le gustaría que los demás le tratasen a usted”, y de manera novedosa además menciona otra regla de mayor potencia que es … trate a los suyos como les gustaría que los demás les tratasen… y es conocida como la regla de oro de 24 quilates, si aún no capta la diferencia, le pedimos que la vuelva a leer.

Se ha preguntado ¿Cómo ha reaccionado usted cuando maltratan a los suyos?

Pues sí, seguramente se sintió molesto y la reacción más frecuente sería ¿Cómo se atrevió hacerle eso?

La diferencia entre la regla de 14 quilates y la regla de 24 quilates “Trate a los suyos como le gustaría que los demás les tratasen”, reside justamente en la inteligencia emocional y nada más emocional que las relaciones interpersonales, de lo cual estamos seguros que ustedes también están de acuerdo.

El mundo del marketing no escapa de esta realidad y si un modelo ha cobrado mucha fuerza es el relacional, hacia donde se están focalizando los esfuerzos de manera cada vez más evidente, es decir, poniendo la mirada en el ser humano, en las relaciones, en los vínculos, en la emoción.

¿Se da cuenta cómo el concepto de las relaciones está cada vez más presente?

Los equipos de trabajo son perfectos espacios para observar esta realidad, lo que hace que un miembro agregue más de sí, dependerá mucho del vínculo emocional que haya generado con sus pares, con su líder, con su organización, además de sus otros vínculos.

El Dr. José René Alvarado - Consultor y parte del equipo de MercadeoBrillante.com, ha diseñado un instrumento para auto-evaluarse sobre cómo estás manejando sus relaciones interpersonales.

Marca con una “x” la respuesta que se acerca más a tu realidad.


Si las respuestas positivas son mayores a las negativas, usted tiene en buen concepto sus relaciones interpersonales y eso es digno de ser aplaudido, más si es contrario, es decir usted tiene más respuestas negativas, usted ha descubierto oro de 24 quilates, sí, usted está a punto de instrumentar cambios en su vida y en menos de lo que crea va a estar tratando a sus compañeros como a usted le gustaría que le trataran los demás.

Usted además va a comenzar a experimentar espíritu de cuerpo, esa sensación que amalgama de manera sinigual “La Fuerza de UNO”

Para cerrar por el día de hoy, trabajar en equipo implica construir y cuidar redes y relaciones positivas, generar un clima de confianza que nos permita sentirnos contenidos, que nos permita sentirnos en zona de seguridad y contención afectiva y emocional, este será un buen nutriente con el cual abonar el terreno que garantizará buenas cosechas.

Hasta el próximo lunes cuando terminaremos esta conversación con ustedes sobre éste interesante tópico relacionado con el trabajo con y en equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario