lunes, 21 de marzo de 2011

A pesar de la distancia física... Entrevista a Gustavo Vargas de InterActividad Productiva

Muy buenas noches!

Nos place enormemente estar de nuevo con ustedes.

Para  finalizar el mes de marzo compartiremos dos entrevistas a dos queridos amigos, ambos mexicanos, destacados profesionales en el área de consultoría organizacional y muy orientado a las relaciones de ayuda.

En esta oportunidad tendremos con nosotros a Gustavo Vargas, socio consultor de la organización InterActividad Productiva, cuya actividad principal reside en la asesoría en competencia empresarial.





Con Gustavo la experiencia también ha sido virtual y si algo hemos comprobado en este intercambio, es que evidentemente la "red" potencia capacidades, voluntades y esfuerzos a su máxima expresión, cuando a pesar de la distancia física, los profesionales de alto impacto, saben manejarse en cualquier escenario para el logro de los objetivos.

Para nuestro invitado de hoy, el ser humano y su talento es de importancia vital y eso no sólo lo compartimos, sino que nos Enlaza especialmente y como de este tema sabe tanto nuestro querido invitado, pues pasemos a las preguntas, ¿les parece?

Gustavo, ante todo un gran gusto saludarte y agradecer tu tiempo con nosotros en este entrevista.

1.- Gustavo, en tu modelo de consultoría, señalas a los equipos de trabajo como sistemas organizados a los cuales se requiere poner especial atención, en tu experiencia como Consultor, capacitando a dueños de empresa, formando nuevos empresarios y fomentando el emprendurismo ¿Cuán valioso resulta el trabajo con y en equipo para estas organizaciones?

Primero quiero agradecerte Cristmar la oportunidad que me brindas de conversar sobre temas empresariales. Ahora bien, es importante definir primero qué es un equipo y lo encontramos en el diccionario: “Grupo de personas que realizan el mismo trabajo de manera organizada”.

Las primeras conclusiones son obvias, un equipo es más de una persona y se trabaja de manera organizada. De lo anterior podemos deducir que para organizar a un grupo de personas e indicarles qué trabajo deben realizar es necesario contar con alguien del mismo grupo para realizar esta tarea y tendríamos que llamarle líder.

Este líder para poder dedicarse a su labor organizativa, necesariamente tendrá que supervisar y verificar que el trabajo se realiza de acuerdo a los parámetros previamente definidos o planeados y, llevar a cabo adecuaciones en el equipo conforme se vayan presentando situaciones no previstas. Y los integrantes del equipo deberán acatar las instrucciones de su líder.

Sin ir más lejos Cristmar, con todo lo descrito podemos afirmar que en las organizaciones en donde no existe el trabajo en equipo, sus resultados son fácilmente previsibles: desorden, retrasos, mala calidad y personas desmotivadas. Por lo tanto, el trabajo con y en equipo es lo más valioso de una organización.

2.- En promedio, de las asesorías que has ofrecido a los nuevos empresarios, ¿Has vivido alguna experiencia en la cual el trabajo en equipo haya sido el motor propulsor de la concreción y mantenimiento en el tiempo de un emprendimiento?

De hecho Cristmar, en TODAS las empresas con las que he participado el trabajo en equipo ha marcado la diferencia en los resultados de las mismas. El trabajo de consultor implica el ofrecimiento al empresario de soluciones a sus diversas problemáticas, pero la manera en la que se implantan dichas soluciones difiere de un consultor a otro. Pongamos el ejemplo de una empresa en la que el problema a resolver es la falta de liquidez. Un consultor podría aconsejar que se planeen con mayor cuidado los gastos, que se lleve un registro detallado de las operaciones financieras, que se cobre con mayor fuerza a los clientes morosos y que tal vez se solicite un financiamiento bancario para ponerse al corriente con los proveedores.

En principio parecen buenas recomendaciones, pero NO son soluciones, porque no se está tomando en cuenta a las personas (equipo de trabajo) que participarán en la puesta en marcha de las recomendaciones. A la persona que paga no basta con decirle que ponga cuidado en los cheques que emite, debemos ir mucho más atrás y evitar comprar cosas innecesarias incluso desde el área de almacén o mantenimiento en donde también están a cargo de esas decisiones otras personas. Si pedimos que la persona encargada de cobrar a los clientes sea más agresiva con ellos, también tendríamos que capacitarla para evitar que tengamos además de clientes morosos, clientes enojados por tratarles de manera irrespetuosa.

Las áreas de una empresa (compras, caja, contabilidad, ventas, almacén) aunque desempeñan tareas específicas y aparentemente diferentes entre sí, en realidad trabajan para un mismo fin que es, como bien dices, el mantenimiento de la empresa misma. Por lo tanto el comprador, el cajero, el contable, el vendedor y el almacenista conforman un equipo de trabajo que si marcha unido y con objetivos claros, puede llevar a su empresa a niveles más altos de productividad.

3.- Leímos en la publicación que ofrece tu empresa en su web site,  Historia de Juan, sobre el potencial oculto, ¿Cuánto de esto se puede aplicar en los equipos de trabajo y cuán beneficioso resultaría para sus miembros tener la oportunidad de descubrir su potencial oculto?

Juan, que es el personaje central de la historia, queda desempleado de la noche a la mañana y descubre que por su edad ya no puede encontrar empleo tan fácilmente, por lo que decide convertirse en empresario asociándose con un amigo. La idea es muy buena pero la manera de ponerla en marcha no lo es, así que Juan se enfrenta a su primer fracaso empresarial. Todos conocemos el Principio de Peter que plantea en términos generales que los empleados de una organización que van ascendiendo de puesto inevitablemente alcanzarán su nivel de incompetencia y también podríamos aplicar este principio a quienes ponen una empresa, tarde o temprano se toparán con circunstancias que les impedirán continuar con ella.

Hago la aclaración de que yo no creo en este principio, solo lo pongo como referencia ya que muchos empresarios y trabajadores que conozco están convencidos de que es una verdad absoluta. En realidad, no es que alcancemos nuestro nivel de incompetencia como afirma Laurence J. Peter, creador de este principio, más bien lo que sucede es que agotamos nuestra determinación, nuestra capacidad de búsqueda y de logros, y se aplica en todos los ámbitos de nuestra vida.

Si al cursar la universidad llega un momento en el que algunas clases se nos complican (matemáticas, historia, geografía) ¿qué hacemos? Abandonamos la escuela. Si los hijos no nos hacen caso y ya no aceptan que conversemos con ellos, dejamos de comunicarnos con ellos. Si en la empresa donde trabajamos no tenemos un salario acorde a nuestras expectativas y además nos “exprimen”, renunciamos de inmediato. Según Peter es porque llegamos a nuestro nivel de incompetencia, según yo simplemente necesitamos tomar un descanso, respirar profundo, analizar la situación y pensar desde enfoques distintos.

¿En verdad no puedo memorizar tantas fechas históricas o solo se trata de que me aburre leer? ¿Nuestros hijos en verdad no quieren hablar con nosotros o más bien nosotros no tenemos ánimo de escucharlos y “ponernos en sus zapatos”? ¿En la empresa no nos reconocen nuestro trabajo o simplemente no hemos hacho nada para que nuestros jefes lo sepan y valoren? Existen miles de historias que todos conocemos en donde el potencial oculto que mencionas Cristmar, está ahí, precisamente oculto, pero NUNCA va a salir a la superficie si no tenemos la menor intención de sacarlo. En un equipo de trabajo cada integrante debe estar dispuesto a aportar y no solo estar esperando recibir. Esto tiene también otro nombre menos utilizado: cooperación.

4.- Haciendo un link entre tu actuación como socio-consultor de la firma Interactividad Productiva y el trabajo con y en equipo ¿En qué te ha beneficiado como empresario trabajar en equipo?

Los empresarios son personas. Los trabajadores son personas. Los consultores somos personas. Y los equipos de trabajo están conformados por personas. Si no se trabaja en equipo dentro y fuera de las organizaciones, simplemente no se logran los resultados. En mi caso, cuando he trabajado con consultores junior dispuestos a aprender y aportar, los resultados han sido espectaculares. Cuando detecto jóvenes sin esas cualidades, les propongo que se dediquen a otra cosa.

 

5.- Algunos expertos proponen que el trabajo en equipo no sirve para todo, ni funciona para todos, ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Tal vez se trata de un mal planteamiento. Michael Jordan, Saúl “Canelo” Álvarez, Michael Schumacher, Mark Zuckerberg, Albert Einstein, Mahatma Gandhi, Bill Gates, Michael Phelps o Lady Gaga son personajes que aparentemente lograron alcanzar sus metas individuales por su propio esfuerzo y dedicación, pero no es así. Detrás de todos ellos hubo equipos de trabajo (algunos más numerosos que otros) comprometidos que les ayudaron en mayor o menor medida. Cuando una persona afirma que el trabajo en equipo no funciona para todos, seguramente es porque NO tiene un equipo.

6.- Pareciera que el trabajo en equipo está reservado para organizaciones y no estamos consciente que no tiene ni límites ni fronteras, en tu caso particular ¿En qué te ha beneficiado trabajar con y entre otros en equipo?

Como lo mencionaba al principio, si trabajo con una persona además de mí, ya formé un equipo. Una pareja de novios, padre e hijo, empresario y trabajador, jefe y subordinado, cocinero y ayudante… son ejemplos de equipos. Cuando trabajo en equipo estoy convencido de poder alcanzar las metas que me proponga sin lugar a dudas. Cuando trabajo solo pero con determinación, tal vez alcanzaré mis metas pero definitivamente me llevará más tiempo, más esfuerzo y tendré que invertir más recursos con resultados aceptables.

7.- Para finalizar, si asi lo consideras ¿Cuál crees que es el secreto de trabajar con y en quipo?

Espero que no parezca una respuesta demasiado espiritual, pero el gran secreto de trabajar en equipo es DAR. Cuando formo parte de un equipo debo estar dispuesto y plenamente convencido de dar mi tiempo, mis conocimientos, mi trabajo, mi entusiasmo, mi atención. Pero no se trata de dar simplemente por dar. Sí trabajo en un equipo es porque también espero recibir algo a cambio. Si lo que un equipo de trabajo me ofrece vale la pena, entonces me comprometo con el equipo y doy. Si veo que el equipo solo espera recibir de mí sin reciprocidad, aplico el viejo lema de “Mucho ayuda el que no estorba” y me marcho.
Gracias por esta entrevista Cristmar.

Gustavo, recibe nuestra gratitud por tu disposición y disponibilidad y queremos aprovechar la oportunidad para dar a conocer tu sitio web InterActividad Productiva e invitar a nuestros lectores a que te sigan yse nutran de la maravillosa información que compartes  y especialmente invitamos a leer la publicación Historia de Juan, estamos seguros que le resultará de ayuda para concretar ideas y sueños en realidades.

Un fuerte abrazo y muestro cariño infinito y será poco el tiempo cuando volvamos a encontrarnos y compartir con todos ustedes otra entrevista de otro grande de tan maravilloso país!

Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario