martes, 6 de julio de 2010

La Asertividad y el Equipo (Parte III)

Amigos,

¡Feliz semana para todos!

Para quienes nos extrañaron ayer, confesamos que nos tomamos el feriado y, para nuestros amigos que se preguntan ¿cuál feriado? (ya que se encuentran en otras latitudes) les contamos que ayer fue el Día de la Independencia en nuestro país y por eso descansamos un día más. Esperamos que todos hayan tenido la oportunidad de pasar un fin de semana de disfrute, descanso y alegría.

Como anunciáramos el jueves pasado, el tema que trataremos en esta entrega será la oposición asertiva y queremos abordar dos aspectos importantes de la misma, la primera, es el ámbito formal, los pasos que se requieren para llevarla a cabo, de manera sencilla, es un ensayo previo para que se ubiquen en la situación y tengan una estructura que les permita anticiparse y mantener su actitud asertiva, garantizando así la ecología en el aspecto emocional y reflejando coherencia en su lenguaje no verbal, lo cual será el segundo aspecto que trataremos hoy.

Para entrar en materia presentaremos a continuación los pasos:

1.- Descripción breve de la situación conflictiva: Al abordar cualquier espacio de oposición es muy importante que siempre hagamos el ejercicio consciente de describir con sumo detalle la situación que genera el conflicto, esto aporta elementos a la oposición que son irrefutables y deja fuera la posibilidad de emitir un juicio de valor o una interpretación que imposibilite el desarrollo esperado de éste proceso. Para garantizar este espacio les recomendamos se refieran estrictamente a los hechos.

2.- Conducta Empática: Esto requiere que se haga un ejercicio voluntario y sincero de ponerse en el lugar de la otra persona, podría expresar sus ideas enunciando "Puedo entender que...". Para ello, parta de la premisa de que toda acción tiene una intención positiva.

3.- Planteamiento del problema: En este punto, explique a su interlocutor las consecuencias de sus actos (el problema como tal) y cómo le afectan dichas acciones, es muy importante que tome en cuenta expresar sus emociones sin exagerarlas.

4.- Expresión de desacuerdo: Verbalice específicamente cuál conducta de la otra persona es insatisfactoria y ponga límites. ejemplo: No estoy dispuesto a seguir en esta situación.

5.- Petición de cambio de conducta: En este espacio se requiere una invitación, el objetivo de una respuesta de oposición asertiva es producir un cambio en la conducta del otro, por lo que es necesario sugerir una línea de acción más aceptable en el futuro proponiendo una alternativa viable que considere la posición de ambas partes.

6. Propuesta de solución: Para finalizar, proponga acuerdos de funcionamiento y compromisos de cumplimiento. En una expresión infantil pero válida: "Trato hecho".

Para promover la posibilidad de mayor éxito en nuestra intervención, es muy importante que nuestro discurso no suene a monólogo inagotable ni mucho menos a sermón, por tanto es importante esforzarnos porque expresemos de forma breve y concreta nuestras ideas y cuidemos nuestro lenguaje no verbal, para ello, tomemos por favor en cuenta los siguientes aspectos:

a. Contacto visual. Se recomienda que la mirada debe estar centrada en el receptor del mensaje mientras se expone el tema durante por lo menos el 50 % del tiempo que dura la exposición. A momentos, puede desviarse con el objeto de concentrarse en aquello que se quiere expresar. Una mirada excesivamente fija puede recibirse como increpante y hostil.

b. Afecto. Piense en cómo transmitir la empatía, el tono debe ser firme y convincente, aunque nunca hostil. Se adaptará a la situación que se está debatiendo y al momento del mismo.

c. Voz. Hable como le gustaría que le hablaran a usted. Utilice un volumen audible, ni demasiado elevado ni demasiado bajo. La articulación de las palabras será clara, sin titubeos. El ritmo será tranquilo, sin acelerarse.

d. Pausas. Cuando desee que el interlocutor se tome un tiempo para asimilar lo que le expresa e incluso si desea que pase a tomar la palabra, haga una pausa más larga para darle la oportunidad de que se exprese, sin dar espacios a justificaciones con preguntas como ¿por qué?.

e. Gestos. Pueden utilizarse gestos con la cabeza, la cara, los brazos, y las manos que enfaticen el discurso. Cuide que estos gestos sean naturales, es decir, sean del estilo que suele utilizar la persona, ya que de no ser así, pueden restar fuerza al mensaje. Evite gestos como señalar con el dedo índice puesto que puede recibirse como acusatorio, y en general, cualquier otro que pudiera transmitir hostilidad.

f. Postura corporal. Mantenga el cuerpo erguido pero relajado. La cabeza recta y mire al interlocutor. Se recomienda sentarse al lado de la persona y no frente a ella para no enfatizar la sensación de enfrentamiento.


Esperamos que la información expuesta y nuestras recomendaciones les resulten de utilidad.

Hasta el jueves,

Los esperamos con la última sección de este tema.

¡Un abrazo!

El Equipo de EnlazaDOs

1 comentario:

  1. Excelente! Cómo obtener la colección completa? Estoy en un curso sobre equipos de alto desempeño y esta información es útil. Gracias. onofregalindo@hotmail.com

    ResponderEliminar